dernière modification le 29 avril 2019

Los dispositivos de crisis

Los actores > Los dispositivos de crisis

La Célula Interministerial de Ayuda a las Víctimas (CIAV)

El Primer Ministro puede decidir la activación de la Célula Interministerial de Ayuda a las Víctimas (CIAV — Cellule Interministérielle d’Aide aux Victimes) cuando se produce en territorio francés un atentado terrorista que provoca un gran número de víctimas. El Director del CDCS asume la dirección de la célula.

Durante la fase de urgencia, la CIAV es el interlocutor institucional de las víctimas y de sus familias. En contacto con la Fiscalía, centraliza en tiempo real el conjunto de las informaciones relativas al estado de las víctimas, informa y atiende a los familiares y coordina la acción de todos los ministerios que intervienen.

La CIAV se ubica en el Centro de Crisis y de Apoyo (CDCS) del Ministerio de Europa y de Asuntos Exteriores. Está constituida por equipos pluridisciplinares e interministeriales: Ministerio de Asuntos Exteriores, de Interior, de Justicia, de Sanidad y de Asuntos Sociales, el Fondo de Garantía de las Víctimas de Actos Terroristas y otras Infracciones, asociaciones concertadas (France Victimes, FENVAC y AFVT).

En caso de activación de la CIAV, se abrirá una línea de teléfono que se comunicará por todos los medios a través de los medios de comunicación y de las redes sociales.

La CIAV establecerá un centro de atención único para las víctimas y/o familiares (el centro de atención para familias) para que puedan identificarse, recibir información sobre la situación de la persona buscada, disponer de apoyo psicotraumatológico adecuado y comunicar, en su caso, los elementos necesarios a la célula ante mortem. La CIAV está asimismo presente en las estructuras de medicina forense para atender a las familias.

En caso de que el suceso se produzca fuera de París, la Célula Interministerial de Ayuda a las Víctimas pondrá a disposición del Prefecto un equipo para que le asista en el acompañamiento y la ayuda a las víctimas y familiares, así como en la organización de un centro de atención para las víctimas y familiares.

La Célula de Información al Público (CIP)

En caso de que se produzca un acto terrorista en territorio francés, el Prefecto del departamento puede organizar una atención telefónica, llamada Célula de Información al Público (CIP — Cellule d’Information du Public), encargada de ofrecer una respuesta fiable y personalizada a las personas que llaman, difundir consignas de comportamiento, recibir informaciones y orientar las llamadas si fuera necesario.

La CIP es el enlace directo con el centro operativo departamental y puede recabar todos los elementos susceptibles de permitir la identificación de las víctimas.

La CIP es una herramienta de información, de comunicación y de gestión de crisis. Se cerrará por decisión del Prefecto del departamento después de que la situación se haya estabilizado y controlado y que se hayan identificado y atendido a las víctimas.

Los centros de atención para las víctimas y familiares

Tras un atentado, podrán abrirse varios centros de atención para atender a las víctimas y familiares.

  1. Un Centro de Atención para Implicados (CAI — Centre d’Accueil des Impliqués) podrá abrirse muy rápidamente en las inmediaciones del lugar de suceso para agrupar y recibir a todas las personas no heridas físicamente que estaban presentes o en las inmediaciones del lugar del atentado. El CAI permitirá contar, identificar y reconfortar a todos los implicados, en particular a aquellos que han huido de la zona del suceso. Serán atendidos por la célula de urgencia médico-psicológica o, en caso necesario, se les orientará hacia un establecimiento sanitario.
  2. El Centro de Atención para Familias (CAF — Centre d’Accueil des Familles) tiene por objetivo permitir a las personas que busquen a un familiar que podría encontrarse entre las víctimas del suceso identificarse, recibir información sobre la situación de la persona que buscan, contar con una atención médico-psicológica adecuada y, en caso necesario, comunicar al equipo encargado de la investigación los elementos necesarios para la identificación.
    El CAF se pone en marcha generalmente unas horas después de los hechos. Son varios los servicios que contribuyen a su funcionamiento, en especial la Fiscalía, los servicios de investigación de la Policía o la Gendarmería, la célula de urgencia médico-psicológica, las asociaciones de seguridad civil reconocidas, el personal de la prefectura y de las colectividades territoriales. Los equipos de los CAF trabajan en estrecha colaboración con los del Instituto Médico Forense y de la Célula Interministerial de Ayuda a las Víctimas.